Monday, July 30, 2007

UNA MUJER CON SABOR A PALABRAS

Marjorie Ross es una de esas mujeres “todo terreno” como decimos en Colombia. Presidenta de la Asociación Costarricense de Escritoras, abogada con post-grado en Derechos Humanos, periodista y consultora. Poeta, y especialista en historia de la alimentación, tema sobre el cual versa su doctorado.

Ha publicado innumerables artículos en periódicos y revistas, nacionales e internacionales. Reseñas de libros en la revista Journal of Latin American Studies, de la Universidad de Londres. En 1997 fue distinguida con el Premio Nacional Ángela Acuña Braun, que promueve una cultura de equidad de género en los medios periodísticos, en la categoría de prensa escrita.

En el 2001 se le otorgó el Premio Nacional de Literatura Aquileo J. Echeverría, en categoría de libro no ubicable, por “Entre el comal y la olla”. Fue invitada a presentar esta obra en la Feria del Libro de Bogotá, ese mismo año.

Autora de poemarios y novelas, entre las cuales se encuentra una de corte histórico titulada “El secreto encanto de la KGB”, hace textos de crítica de arte, algunos para el Museo de Arte Costarricense, y por si fuera poco, fanática furibunda de las artes culinarias sobre las cuales ha estudiado y escrito muchas cosas.

Ella dice que nos parecemos, porque ambas estudiamos Leyes, porque somos poetas. En nuestra pasión por escribir, en eso de que somos de todo y para todo; pero que va, ya quisiera yo tener la mitad de los méritos de esta mujer enorme, que sin embargo vuela bajo, a ras de tierra para no perderse de las cosas que pasan, para no dedicarse a disfrutar de las cumbres cuando el verdadero sabor de la vida se coce a fuego lento y su aroma se escapa por una ventana campesina de su querida patria, Costa Rica.

Bien, los dejo con ella en vivo y en directo, con un artículo que salió ayer en el diario “La Nación” de su país, donde con esa sazón suya tan especial, esa sensibilidad que desentierra la parte oculta de lo observado, nos habla de Issey Miyake, el diseñador oriental que nos roba el sueño a mas de una.

Mi querida Marjorie: En lo que si nos parecemos, es en que coincido contigo: Lo mejor que nos pasó este fin de semana, fué leernos una a la otra. Gracias por permitirme compartirlo en este blog.

6 comments:

Arabella said...

Tal vez lo único que te faltó mencionar, respecto a Marjorie, querida Marta, es que además de todos sus talentos es una persona entrañable y solidaria!
Con mi afecto para ambas
Arabella Salaverry

Julia Ardón said...

Ve vos, Marta...me asomo por acá y me encuentro con dos queridas amigas: Ara y Marjorie...
qué belleza!!!

Verónica Curutchet said...

Marta, qué genial!
muy agradecida. Ya sabes, te lo hedicho más de una vez que tu blog es una maravilla!

IMPRESIONANTE ESTAS MUJERES (Incluída tú claro está!)

Kamus said...

Acompáñanos, te invitamos a ejercer tu libertad de expresión en nuestro blogg

Lina Zerón said...

Hola Marta querida, gracias a tu blog Marjorie se puso en contacto conmigo y espero que resulte una buena amistad como la nuestra.

Un abrazo
Lina Zerón
www.linazeron.com

Anonymous said...

Hello. And Bye.