Thursday, February 7, 2008

LOS ANGELES ESTAN MURIENDO

A propósito de la muerte de seres especiales, de esos que uno ve y sabe que no son de este mundo, como por ejemplo mi queridísimo Ignacio Ramírez, Cronópio mayor y director de nuestros sueños virtuales, fallecido en Noviembre del año pasado y de quien no he podido escribir ni una palabra, porque es como hablar de mi propia muerte. Como Roberto Fontanarrosa, fallecido hace unos meses y ahora, Angel González, poeta español de la generaciòn de los 50, con una voz atemporal, vigente hasta el último de sus suspiros.

No hace ni un mes se nos murió y no muchos se dieron por enterados. La mayoría encorvarían la ceja y preguntarían Angel qué? Murió por falta de aire, sus pulmones ya no eran capaces de respirar este mugre transparentoso y espeso que llamamos atmósfera. Se murió porque ya no queda espacio para los poetas, hay que optimizar los kilómetros cuadrados de planeta y cederlo a los pragmáticos, mas prácticos, menos complicados con cuestionamientos existenciales y por lo tanto más productivos.

Este Angel se nos fue, porque no hay tiempo ni ganas para dedicarle a la gratitud por lo que se tiene, a contemplar el milagro de la luna llena y derramar una lágrima porque al verla, tenemos la seguridad de que Dios es el que está sentado con uno admirando su creación. Se murió porque ya no importa nada, no pasa nada, lo que queda es ruido y desorden. Y entonces los ángeles ya no son necesarios y se mueren o han buscado otros trabajos, limpiando mesas en un bar, vendiendo boletos a la entrada de un teatro o aprendiendo otros oficios. Trabajar de ángel ya no renta, nadie quiere ser salvado, todos quieren condenarse con la razón puesta encima como un chaleco antibalas, bien parados en los dos pies sobre su estupidez y lo peor, están en todo su derecho.

Fue un ángel huérfano de padre a los 18 meses de nacido, y la descomposición del seno familiar continuó durante la Guerra Civil Española, cuando su hermano Antonio fue asesinado por el bando franquista en 1.936 y luego su hermano Pedro se exilió por sus actividades republicanas y su hermana Marujita no pudo ejercer como maestra por el mismo motivo. En 1.943 enferma de tuberculosis, por lo que inicia un lento proceso de recuperación en Páramo de Sil, donde se aficiona a leer poesía y empieza a escribirla él mismo. Tres años más tarde, ya por fin recuperado, se decide estudiar derecho en la Universidad de Oviedo; en 1.950 se traslada a Madrid para estudiar en la Escuela Oficial de Periodismo, aunque arrastrará una insuficiencia respiratoria que al cabo de 60 años lo llevaría a la muerte.

En 1.985 le conceden el “Premio Príncipe de Asturias de las Letras”, y en 1.991 el “Premio Internacional Salerno de Poesía”. En enero de 1.996 fue elegido miembro de la Real Academia de la Lengua Española. El mismo año, además, obtuvo el “Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana”. En 2.001 obtiene el “Premio Julián Besteiro de las Artes y las Letras”. En 2004 se convierte en el primer ganador del “Premio de Poesía Ciudad de Granada-Federico García Lorca". Ahí dejo sus palabras, para los que aún tengan ojos y oídos.

ELEGIA PURA
Aquí no pasa nada,
salvo el tiempo:
irrepetible música que resuena,ya extinguida,
en un corazón hueco, abandonado,
que alguien toma en un momento,
escucha
y tira.

...........

Cuando escribo mi nombre,
lo siento cada día más extraño.
¿Quién será ése?
me pregunto.
Y no se qué pensar.
Angel
Qué raro.
...................
Pero lo mejor es oirlo de su propia voz, para eso haga click en este enlace con la biblioteca Cervantes. (versión para windows)

6 comments:

Anonymous said...

Querida Marta: Bellísimo tu recuerdo de Angel González, con quien yo me sentía y me siento muy identificada, su vida y su poesía son territorio de mi alma. Dios te guarde y no me olvides,

Maruja Vieira

WILHEMINA QUEEN said...

Un hermoso homenaje Marta.

abrazos

Edwin said...
This comment has been removed by the author.
CARLOS ANIBAL said...

Esta es la querida Marta que yo adopte en una noche triste de Guayaquil,una Marta temerosa y con los ojos dulces de la despedida,nunca con los puños apretado y los dientes amenazantes de la lucha anti-nada.
Te sigo queriendo como el primer día,tu hermano Carlos Anibal

Raquel Fernández said...

Bello homenaje y bello el trabajo de Angel González. Interesantísimo tu blog.

http://raquelgfernandez.blogspot.com/

STELLA MARIS TABORO said...

Plenas palabras BELLAS de congojas y elogios

AQUI OTRA ELEGÍA

Rasguños

Araña un rayo de sol
la ventana cerrada,
hieren sus hendijas
mis pupilas asombradas.

Talla en mí el recuerdo
tu figura inolvidable…
Mis ojos se sumergen
en las sal de las lágrimas.

Rasguña la tristeza
mi alma dolorida…
¡ Pájaro que gime herido
sin alas debe vivir!

Araña el rayo de sol,
bebida del nuevo día.
Tu nombre resuena con fuerzas
se agita mi corazón.

stella maris