Thursday, January 24, 2008

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS

Señor presidente Chávez

En nombre de la gente de Colombia, no del gobierno ni de ninguna entidad gubernamental, quisiéramos darle las mas sinceras gracias por sus oficios como mediador en la liberación de las dos secuestradas Clara Rojas y Consuelo González.
Son de todos muy conocidas, por sus recientes acciones y declaraciones, las grandes razones humanitarias que le han motivado a ser el gran intermediario en el conflicto que vive nuestra bella Colombia desde hace tantos años. Por eso, estamos todos seguros que usted, Presidente Chávez, es capaz de lograr la liberación de los restantes 698 secuestrados por las FARC.

A cambio de eso, Presidente Chávez, y a nombre de la gran mayoría de Colombianos, le extiendo una mano con nuestros mejores deseos para usted y una lista de regalos.

Le damos las FARC y al ELN, todas para usted. No nos las merecemos, nuestro egoísmo hace que rechacemos a estas personas tan humanitarias, llévenselas usted y disfrútenlas.
Le damos toda la droga que esta en los territorios donde se esconden las FARC, haga lo que le plazca con ella. Regálensela a los jóvenes europeos que constantemente hacen colectas para ayudar a las guerrillas, creo que se lo merecen.
Le damos todas las minas quiebra patas que han puesto las FARC en nuestra tierra, le damos los burros-bombas, le damos los cilindros explosivos con lo que se han destruido humildes pueblos.
Le damos a todos los que odian a Colombia, le damos a Piedad Córdoba, úsela a su antojo, desfrútela.
Le damos a todos los violentos, los delincuentes, los políticos corruptos.
Le damos el gobierno de transición que Piedad Córdoba le prometió a Simón Trinidad.
Le damos a Simón Trinidad, cuando cumpla su condena en los Estados Unidos, se lo puede llevar también.
Le damos el terrorismo que asola nuestra nación, cójaselo para usted. Cuando ya lo tenga, llámelo como quiera "beligerancia", "humanismo", "altruismo", "proyecto Bolivariano".
Le damos a los paramilitares, triste consecuencia de las acciones "humanitarias" de las guerrillas.
Le damos nuestras lagrimas, nuestros miedos, nuestros temores, nuestras pesadillas, nuestro dolor, nuestros más funestos recuerdos.
Le damos todo eso, presidente, si disfrútelo y compártalo con todos los que lo aplauden, con todos los que alientan su proyecto Bolivariano.

Por favor, no lo devuelva, es todo suyo. Se lo damos de todo corazón.

Respetuosamente,
Un colombiano más.

6 comments:

temujin said...

Yo soy mexicano Marta, y estoy totalmente de acuerdo contigo, y si me lo permites, deseo incluir en el ofrecimiento que haces al orate Chávez, una ofrenda mexicana, que se lleve a Andrés Manuel López Obrador, a Fernández Noroña y a Marcelo Ebrard, que están igual de afectados psicologicamente y que formen su proyecto bolivariano en la tierra de Nunca Vuelvan

Julia Ardón said...

Ay tanto dolor, lo percibo a través de todo lo que dicen los colombianos de cualquier bando que sean, tanto dolor, Marta, tanto dolor, impotencia y tristeza.

Desde lejos todo se ve distinto.

Yo siento que cualquier esfuerzo que sirva para liberar a un solo secuestrado, venga de donde venga, es digno de abrazo y agradecimiento.

Anonymous said...

bravo, maravilloso , creo que nadie lo hubiera podido expresar mejor , estoy contigo , y a todos los colombianos nos vemos el 4 en la gran marcha contra las farc , y julian tu lo has dicho de lejos todo se ve distinto , el esfuerzo no fue para liberarlos , fue para tratar de legitimar , a esos terroristas , usando de la manera mas cobarde , inhumana , el dolor de todos los colombianos , eso no es digno de nada , porque los motivos por los que se hizo tampoco lo fueron. gracias

dicky del hoyo said...

¡Qué maravilla volver a leerte!
¡Qué suerte volver a encontrarte! ¡Qué dardo en la palabra, el escucharte!

Yo también le daría unos cuentos elementos, propios de mi país, y que Chávez parece tener en aprecio o simplemente le diría:

"si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, ¿porque no te callas?"

Un abrazo Marta, bienhallada

Edwin said...
This comment has been removed by the author.
Jorge said...

Mi querida mamá....

Me alegró leerte y tenerte una vez más conmigo a través de tus letras. últimamente he estado escribiendo mucho al respecto, es por eso que quiero compartir con vos y con los lectores del blog este texto...con todo mi corazón para vos y para todos aquellos que no nos hemos dejado hundir en la apatía....

EL COMANDANTE IMPÚBER

“Tira la piedra y esconde la mano”, viejo adagio que nos recuerda la actitud del comandante impúber a quien vimos hoy 20 de Enero en las noticias haciendo una de sus acostumbradas pataletas, tan propias de muchos personajes que recordamos desde la infancia. Al parecer, ninguna de sus argucias irrespetuosas funcionan: como el coyote que se dedicó a perseguir al correcaminos por medio de métodos estúpidos y siempre fallidos.

Es claro que el comandante es peligroso, pero su discurso insulta la inteligencia de cualquier tendencia política, ¿cómo se puede creer en un comunista millonario? , habría que ser absolutamente miope para creer que sus intereses están relacionados con la construcción de un Estado libre, menos para un mandatario ilegítimo que apoya el terrorismo y el secuestro.

Es claro que muchos están de acuerdo con parte de su discurso, que contiene en sí mismo el arribismo político de alguien que ha construido una posición desde el odio. Un ejemplo claro de ello es la manera como se convierte en víctima, siendo un sangriento victimario. Su manipulación parte desde su ataque a la población civil argumentando un golpe de Estado el 11 de Abril de 2002, donde muchos hombres, mujeres, ancianos y niños fueron masacrados por los Círculos Bolivarianos, quienes esperaban la caída del falso mandatario, corrupto por naturaleza. En las inmediaciones del palacio de Miraflores fue atacado el pueblo, quienes estaban armados con pancartas y cacerolas, tan solo intentando levantar su voz. la cual fue apagada por gases lacrimógenos y las balas que hirieron a muchos. ¿Acaso el título de presidente da derecho para atacar a la población civil?, ¿puede llamar el comandante “cobarde” al presidente Uribe simplemente por que no se comporta como Daniel Ortega, el títere lame botas del comandante en Nicaragua?

Todos los muertos de esa tarde fatídica tienen un responsable: El Comandante, quien ha teñido completamente la bandera de Venezuela con el rojo que otrora simbolizaba la sangre de los próceres de la independencia. Para muchos esta foto puede ser incómoda, morbosa y de mal gusto, sin embargo, es de esta manera como los seres humanos aprendemos a ser confrontados. Necesitamos ser capaces de percibir el dolor de manera clara, tanto como somos capaces de sentir amor, es así como la condición del hombre se cuestiona permanentemente en orden a encontrar un sentido, un lugar en el mundo que debe llevarnos a establecer una posición clara.

Es imposible matricularse en el discurso maniqueo de “estar contra Chávez es estar a favor de los Estados Unidos”, o “creer en la desfachatez de Chávez es favorecer el discurso corrupto de nuestros gobernantes”. Aquí y ahora no estamos apoyando a Uribe como ser humano, tener posición en contra de Chávez es estar a favor del territorio que nos alimenta. No se trata simplemente de alabar a Shakira por sus triunfos en el exterior o creer que el reinado es la más bella anestesia ante la imposibilidad de tener una posición frente a las barbaridades del comandante, quien como un impúber hace berrinches a quienes no le siguen la cuerda.

Así que si usted quiere establecer una posición y siente que no quiere empeñar el país a este personaje difunda este texto, tener un lugar en el mundo es un acto de amor y como consecuencia hay que tener posiciones claras que permitan ver al corrupto, y al asesino a los ojos y saber que está mintiendo. Finalmente, como el pez muere por la boca, cada uno podrá reír de su rosario de insultos, los que recuerdan a un niño particularmente sucio de sangre a quien han arrebatado un caramelo.


Jorge Enrique Cuéllar Agudelo (cjorge1977@gmail.com)