Wednesday, January 6, 2010

LA VOZ MÁS SABIA DEL MUNDO

Bien, después de un silencio más largo que una semana sin carne, sin Uribe en los noticieros o sin otro desplome del Dow Jones y a pesar de otras hecatombes; escribo este post a petición de unas amigas colombianas con las cuales compartí una tarde de tertulia deliciosa y literaria en casa de mi amiga Maria Elisa hace unos meses. Antes de entrar en materia, quiero aclarar que no se trató de aquellas tertulias encopetadas en las cuales alguien habla de un autor y el resto come y toma trago, conversa sobre las desastrosas novedades del gobierno, del planeta o de su vida personal, que bien sea dicho de paso, da lo mismo. Y no me digan que no, fíjense y verán: “Como te parece la última de… (pongan en el espacio punteado el nombre del mandatario correspondiente a su país, del organismo internacional en discordia o la ONG pirata, de la firma de asesores inversionistas, comunidad religiosa, o pareja de turno) –continúe…


- Nononoooo, es que yo pensé que ya habíamos tocado fondo, pero mentira…la ley de Murphy se cumple y nos demuestra que toda situación es susceptible de empeorar” -y prosiga con la historia de su crisis personal, política, religiosa, o financiera que quiera comentar-.

Pero bueno, de vuelta a lo de la razón del post, los postres literarios desviaron a los asuntos cotidianos de la vida y a filosofar sobre la poesía, ruta por la cual se termina siempre en la especulación sobre cotidianidades y acerca de las pequeñas o grandes consideraciones que nos motivan a preguntarnos quiénes somos y para dónde vamos.

En fin, sobre la sabiduría profunda que da la experiencia y las duras lecciones aprendidas a veces a golpes de muro contra nuestros entumecidos cerebros.


En semejante escenario, yo expresé mi admiración por la que yo considero la VOZ más sabia del mundo: Esa que escuchamos en las grabaciones de los mensajes del imprescindible GPS moderno. Esa, que por más perdidos que estemos nos endereza el camino. Por más que no le hagamos caso, tomemos la ruta equivocada a conciencia de que contravenimos sus instrucciones, nunca pierde la compostura y segundos después de la metida de pata, nos responde con toda serenidad una sola y pacífica palabra: RECALCULANDO.

Acto Seguido nos entrega sin protestas, sin levantar una ceja y sin el consabido “te lo dije”, la siguiente coordenada de una nueva ruta, para llevarnos directico al objetivo correcto.

Sin necesidad de retirarnos cuarenta días en el desierto, sin dolorosos ayunos, sin largas cesiones de meditación….No importa si usted es de los descendientes de Moisés, que duró cuarenta años perdido en el desierto por aquello de NO PREGUNTAR, por no parecer ignorante o perder el control de que: Yo soy el que manda carajo.

Ella simplemente recalcula sin inmutase, las veces que sean necesarias. Qué sabiduría, qué propiedad, qué muestra tan certera de lo que es un corazón iluminado –aunque sea electrónico-. Ya quisiera para mí la misma entereza de esta sabia conciencia. Esa misma cordura, esa capacidad de reorientarse sin perder el estilo, sin parecer un pobre idiota que da tumbos en circulo como corcho en un remolino embarrándola siempre en el mismo punto, diciéndole a todos que si para no sacrificar su nivel de comodidad, que en términos menos amables lo convierten en un pobre g…..òn.


Volviendo a aquella tarde, estuvimos todos de acuerdo, en que de hoy en adelante, no habrá necesidad de inspirarnos en nuestros infalibles mandatarios para aprender ecuanimidad. En que no habrá santo más efectivo para tramitar nuestras plegarias, en que sale mas barato escuchar la única doctrina, reducida a una sola palabra poderosa y verdadera, un mantra con el nombre y la voz electrónica de Dios: RECALCULAR, más contundente que el OM, mas sonoro y de paso mas “in”.

Practíquelo y verá que no se equivoca. Cada vez que vaya a pronunciar un madrazo iracundo por algo que no le salió bien, recalcule y encamínese hacia lo que si desea. Cada vez que Uribito salga a hablar de otros 4 años, usted simplemente cambie el canal y sintonice uno de esos espectaculares documentales de Discovery donde enfoquen esas maravillosas y verdes planicies de esas que ya casi no quedan. Cada vez que su pareja le saque la piedra por la razón que sea, recalcule y haga por su lado lo que aconsejan los gringos, uno solo debe hacer lo que debe hacer.

Recalcule la dieta después de pecar mortalmente con el postre del almuerzo a mitad de semana, recalcule los pagos después de ver el saldo rojo de su chequera, o de recibir la tradicional llamada de los cobradores un domingo a las siete AM o de haberse pasado de copas y amanecer con un intruso en una cama desconocida, recalcule y siga sin detenerse, sin ofuscarse y sin ganarse el estrés mortal de la auto-culpa que le rompe la entrañas a punta de gastritis.


No le prometo que llegue bueno y sano a donde quería. Pero si puedo garantizarle que tendrá una existencia más placentera con el uso de esta fórmula, que se acerca mucho a lo que yo llamaría haber encontrado el secreto del Tao, la última verdad, que afirma que todas las experiencias son perfectas para llegar a la tan anhelada iluminación. Como quien dice en buen español, a un grado saludable de importaculismo, que nos permita sobrevivir sin extinguirnos entre tanto caos, en que llegar al paraíso en condiciones de disfrutarlo pareciera imposible.

10 comments:

Omar Cornelio said...

fantastico! como todo lo que sale de ti.... este artefacto de la modernidad es una brujula magica.....

literart said...

Hace unos días la varona poeta Rubi Arana (http://epifanada.blogspot.com/2009/07/huellas-de-acahualinca.html) me invitó a una tertulia literaria para darme la bienvenida a Miami. En principio, como tú Martica, pensé que al final terminaríamos enfrascados en la defensa o ataque de gobernantes aferrados a la teta pública. Con sorpresa primero y con alivio después noté que las personas allí presentes se han dado cuenta que los gobernantes son unos incapacitados que detienen hasta el tráfico para poderse mover.

Anonymous said...

Me gustó! GRACIAS!

Anonymous said...

LA LUNA BRILLA AHORA MAS QUE NUNCA !

JUAN FIGUEROA said...

MI QUERIDA MARTITA .
MIS LABIOS SUELTAN UNA LEVE E IRÓNICA SONRISA .
ESE GESTO MUY PEQUEÑO QUE SOLO UNO HACE, CON UNA , CON SOLO UNA COMISURA DE LOS LABIOS , CUANDO APARECE EN FORMA DE MARIDO , GOBERNANTE O HIJO , LA FRASE ESCRITA EN LA FRENTE : " YO TENGO LA RAZON. CARAJO " .
UNA LO MIRA.
Y COMO AL VUELO , SALE EN FORMA DE PALOMITAS PEQUEÑAS DISPERSAS PERO ATENTAS,UNA SUAVE PERO APLANADORA CONTESTACIÓN QUE LO DEJAN A LOS QUE SABEN MUCHO , SIN DECIR NADA , AL PUNTO DE RETIRARSE DE LA HABITACIÓN, SIN HABER PODIDO REFUTAR . DE JODIDOS NOMÁS ALGÚN COMENTARIO.
EN ESTE PRECISO MOMENTO AL TERMINAR LA LECTURA DE TU REUNIÓN DE AMIGAS, POR ESO ME SONRÍO , HE CAMINADO POR UNA SITUACIÓN ,DONDE
EL CARTEL DE LA FRENTE SE LE HA CAIDO AL SUELO .
FANTÁSTICO !!! , COMO SIEMPRE LO TUYO, FANTÁSTICO ..
DESDE ARGENTINA ,
JUANITA FIGUEROA - OLIVOS .
UN BESO PARA VOS MARTITA .

Anonymous said...

Marthica, como siempre no sabes lo feliz que me hace tener noticias tuyas. Qué el 2010 te colme de la felicidad que tu te mereces por todo lo que eres: excelente poeta, buena bloguera y un gran ser humano.
Con cariños siempre tu amigo: J.Soroa

rita maria said...

En un viaje de Villalba a Santiago de Compostela, fui en un auto que llevaba la voz más sabia del mundo; como estaba mal "calibrado" -lo habían programado para no ir por autopistas-, fuimos recalculando todo el tiempo...
Beixos,
r

Anonymous said...

Como se recalcula lo que ya se sabe que va a fallar hagamos lo que hagamos?

Maya said...

Hay Madre querida... Sabias tu y ella.. Y como madre solo hay una hay que decirlo bien... Por esto y por el resto te amo... Hoy que me dio por leerte, hoy que estas lejos y cerca aca adentro... Me traes la tranquilidad de equivocarme y de aprender... de RECALCULAR... en un momento donde quien da la ultima palabra no eres tu; donde lo que la dió hace rato fue la falta de ellas... Pero igual, como todo lo perfecto tambine funciona... Cuando decidiste por anticipado, y cuando deciden porti.... Re-cal-CULO de nuevo porque ni modos... y abrazo la oportunidad crecer cada vez mas...


Má-rta: te amo... y gracias

Anonymous said...

Marta:
Gratos e inolvidables recuerdos de aquella tarde, de una tertulia en la que nos enriqueciste con tu poesía y sobre todo nos enseñaste con tus palabras, con tus vivencias.
Y el consejo que aquí ratificas, el de "Recalcular" es el mejor que haya recibido, porque allí, en esa simple palabra, radica la posibilidad de encarar la vida y los acontecimientos de una manera diferente, tomando un nuevo y refrescante aire. Nunca olvidaré y creo que ella tampoco, la serenidad que transmitiste a mi hija aquel día poco afortunado para ella, y que tú, con tu serenidad, lograste transformar en una experiencia esperanzadora. Le enseñaste, nos enseñaste a "Recalcular". Por eso, gracias.

Marta Sofía Bernal Angel