Friday, October 10, 2008

EL NOBEL PARA BENEDICTO

Por: EDUARDO GONZALEZ VIAÑA

La señora Palin aspira a la vicepresidencia de Estados Unidos. Asegura que su fuerte es la política internacional porque Alaska, su estado natal, está frente a Rusia.
Los obispos católicos del mismo país hacen campaña por John McCain quien, según ellos, defiende la vida, aunque proclame la perpetuidad de la guerra en Irak. Con el mismo argumento, hace cuatro años le dieron el triunfo a George Bush cuya bestialidad ya había causado montañas de cadáveres.
El otrora próspero Pakistán acaba de llegar, según informa su presidente Ali Asif Zardari, al borde del caos. La dictadura de Pervez Musharraf y la necedad del Pentágono están entregando en manos de los bestiales extremistas religiosos un apocalíptico arsenal de armas nucleares.Mrs. Palin es enfática en su estupidez. La estupidez de los obispos es solemne. La del Sr. Bush es concienzuda. La risa que estos personajes nos provocan nos hace olvidar uno de los momentos más graves de la historia.
Por eso, la primera idea que tengo es que todos ellos merecen el Nobel de la Paz.Conozco, sin embargo, a una persona que de verdad lo merece y que tal vez no lo recibirá. Para uso de los reporteros, puedo darles su ubicación exacta. En el momento en que ustedes me leen, Benedicto García asciende penosamente la cumbre de una montaña de Tijuana próxima a la frontera de México con los Estados Unidos. Dentro de algunas horas llegará a la zona más peligrosa plagada de cruces dedicadas a difuntos no identificados. Por fin, llegará al muro que está edificando el gobierno…. y, de un salto, pasará al otro lado.
Benedicto ha vivido veinte años en los Estados Unidos. Lo han echado varias veces, pero ha regresado como lo está haciendo ahora. Durante la mayor parte de este tiempo, fue peón agrícola y su trabajo, al igual que el de otros millones de mexicanos es tan mal pagado que ha producido una de las canastas de alimentos más baratas del mundo.Benedicto paga puntualmente sus impuestos aunque tenga un número falso de seguro social. Al final del primer año que trabajó en esas condiciones, la entidad recaudadora le envió un número “transitorio” para que pueda continuar pagando, aunque por cierto, no recibirá jamás, en compensación, las contrapartidas del seguro contra el desempleo o la jubilación.
Benedicto García vive con la cuarta parte del dinero que recibe. El resto lo envía a su madre viuda, a su hermana que es madre soltera y a sus hermanos menores para que terminen sus estudios. Hace diez años se unió en Oregon con una joven mexicana que tenía papeles, pero a él lo echaron tantas veces que la unión dejó de funcionar.En febrero de este año, cuando creía haber hallado en otra muchacha el amor de su vida, el demócrata gobernador del estado canceló la licencia de conducir de todos los “ilegales” quienes, en consecuencia, quedaron en la condición de nonatos. Sin ese documento, no tan sólo no se puede manejar, tampoco se puede acreditar existencia, ni casarse, ni trabajar, ni caminar seguro hasta la esquina. Fue esa vez la vez en que una patrulla le echó guante en una redada que hicieron en su centro de trabajo.
Esta noche, sin embargo, Benedicto está feliz. Bajando el cerro, ve las luces de San Diego, y sabe que otra vez, podrá trabajar, enviar dinero a casa, abaratar la existencia de los otros pobres como él, poner en las noches la radio mexicana, emocionarse ante un corrido y pensar a la chica que verá este fin de semana. No importa lo que pase después.Propongo a Benedicto García para el Premio Nobel de la Paz. Sus pasos por el cerro de Tijuana y su contagiosa alegría son la mejor constancia de que los seres humanos somos cuerpos y espíritus colmados de amor.Me desdigo. Mejor que ese premio se lo den a la señora Palin, a los obispos o al presidente Bush.
La estupidez es tan infinita como el universo, pero más ostensible y televisiva. Benedicto yo nos contentaríamos con que a él le permitieran ser un hombre y le dieran una visa legal de trabajo.

7 comments:

Maya said...

Yo propongo en cambio y de concordando con lo anteriormente dicho, que para este tipo de hombres y mujeres, enamorados del amor, apacionados no por otra cosa que vivir y respirar, el premio novel a la Berraquera juenadre. Es verdaderamente increible como en "el pais de las oportunidades" la unica oportunidad que no tengas es a SER TU. El premio nobe lo pordran seguir ganando otros tantos a quienes les interesa que su nombre sea recordaro. A este hombre en cambio le es suficiente el nobel de que lo recuerden su madre, su hermana y sus hermanos. El Ser Humano. y con derecho al nobel de la Felicida.

Anonymous said...

Como el señor el señor Gonzalez y probablemente tú, tienen toda la razón para inclinar el voto a la presidencia de los Estados Unidos de America por el señor Obama. Si estuviera en mis manos participar en tal acto democrático, seguramente votaria por el. Ya está bueno de tantas torpezas, pero como repiten fecuentemente algunos congresistas y empresarios del país del norte, cuando se refieren con algún desden a Suramerica, "tienen el gobernante que se merecen" ó "son los dirigentes de tan craso país". Pasando a algo realmente relevante, espero terminar algún día el poema que aun no comence, para poder hacer parte del mundo lúdico, que con tanta gracia y valor tu vives.
Un fuerte beso y abrazo

Carlos

Temujin said...

Realmente se necesita tener un espiritu pacifista y no ser un beligerante en una sociedad que te necesita, asi en las condiciones en que te recibe, para poder explotarte, humillarte, dejarte pasar cuando eres necesario y deportarte cuando estan completos de trabajadores. Una sociedad en la que el trabajo que haces no lo quieren hacer la mayoria de sus ciudadanos, que promueve la paz en el discurso y hace la guerra por petroleo argumentando defender la democracia, una sociedad armada hasta los dientes, en la cual hasta las mujeres, como Palin, y muchos niños portan armas.
Y de verdad debes ser pacifista para regresar una y ota vez con esperanza e ilusión... y sin rencores.

Estoy de acuerdo contigo otorguemos el Nobel de la Paz al migrante desconocido.

dicky said...

Cuánta belleza y cuánta ignominia en el mismo texto. El ser humano, en fin...

Poetandariego said...

Apoyando la idea del articulo, sugiero una campaña internacional dirigida a que el PREMIO NÓBEL 2009 sea entregado simbólicamente a las víctimas de las guerras de todos los tiempos, incluidas las actuales, a las víctimas del hambre y la violencia promovidas por la inopia de los Estados del norte, del sur, del este y del oeste... a las quienes intentan vencer los muros y fronteras con que dividen un mundo que es de todes... Un PREMIO NÓBEL para las víctimas del miedo con que acosan los poderosos del planeta a los miserables que sólo buscan huir del hambre de paz y justicia...

Anonymous said...

Mujer preciosa,
Mi novel es para gente como tú que no se detiene, que no se da por vencida y sigue a pesar de que todo a su lado se derrumba. Que nos muestra grandeza en todo lo que hace.

Quién será el afortunado?

Anonymous said...

El premio deberia tener una nueva categoria en el area de lo social, asi como hoy en dia todas las estrategias de mercado estan orientadas al compromiso social, estos premios tambien deberian destacar ese aspecto.

Luis